}

domingo, 10 de diciembre de 2017

POLEAS TENDINOSAS Y ESCALADA: CONCEPTOS GENERALES


1-      Conceptos generales
2-      Pathomecanism
3-      Poleas y Fuerza de agarre
4-      Vendajes


El sistema flexor de la mano está compuesto entre otras cosas por unas estructuras llamadas poleas tendinosas que se extienden desde la cabeza de los metacarpianos hasta las falanges distales y se dividen en dos tipos, anulares y cruciformes. Las poleas cruciformes son 3 (c1, c2 y c3) y sirven para que las vainas tendinosas se acomoden a la flexion digital y favorecen que las poleas anulares se aproximen entre sí (Gondolbeu, Calvet, Burgaya, Martí, & Pérez, 2017)  Las poleas anulares son 5 y su función es mantener ambos flexores digitales (flexor superficial y flexor profundo) ceñidos a la cara anterior de las falanges evitando la “cuerda de arco”, son las que más importancia tienen en escalada ya que cuando la tensión que generan los tendones flexores sobre ellas es mayor que la que pueden soportar se desgarran parcial o totalmente.

Tabla 1: Cuerda de arco con rotura múltiple a2+a3+a4 (Colección Carlos Álvarez)

A nivel tisular se componen principalmente por fibroblastos aunque en sus capas más superficiales están revestidas por células sinoviales (Cohen & Kaplan, 1987) tanto las cruciformes como las anulares. La abundancia de colágeno es mucho mayor que la de elastina (Katzman, 1999), de ahí que sus propiedades mecánicas no consistan en preservar una gran elasticidad sino más bien cierta rigidez.
Las 5 poleas anulares se clasifican en a1, a2, a3, a4 y a5 de proximal a distal respectivamente.

Tabla 2: Poleas anulares y cruciformes (https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S1698839615000304)


La polea a1 se trata de la más proximal situada entre la parte más proximal de la falange hasta la articulación metacarpofalángica en la cabeza del metacarpiano. Mide 10 mm aproximadamente. No se han encontrado roturas documentadas de esta polea en escalada deportiva.
Separada 2 mm distalmente de la polea a1 se encuentra la gruesa polea a2 que mide alrededor de 20mm y ocupa la mitad proximal de la falange proximal. Es probablemente la polea más importante en la fuerza de agarre y la que más se desgarra junto con la polea a4. Se inserta en la cortical del hueso.
Todavía en la falange proximal en su borde más distal junto a la articulación interfalángica proximal (IFP) está la polea a3, que, a diferencia de la anterior, se inserta en la placa palmar lo que la hace tener cierta movilidad con respecto a las poleas que se insertan en el hueso. Es una polea muy pequeña, tan solo 3mm, y cuando se da su rotura suele venir acompañada de la rotura de a2 y/o a4.
La polea a4 se encuentra en la mitad de la falange media, es gruesa como la polea a2 y mide unos 12 mm. Es junto con la polea a2 la más importante, la más castigada y la que más se desgarra en escalada. Se inserta en la cortical de la falange media.
La polea a5 está situada en el borde distal de la falange media sobre la articulación interfalángica distal (IFD) y tiene pequeñas dimensiones. No se han encontrado roturas documentadas de esta polea en escalada deportiva.
Numerosos estudios sobre lesiones en escalada deportiva muestran que una de las lesiones más recurrente en escalada deportiva, es la inflamación y/o desgarro de polea.
¿Cómo identificamos una rotura de polea?
Cuando sufrimos un desgarro de polea se suele escuchar un contundente chasquido como si se rompiese una rama, puede ser muy poco doloroso, pero normalmente no suele tardar en haber una respuesta inflamatoria importante. En ciertos casos se palpa claramente o se observa a simple vista como el tendón se separa de la falange provocando la “cuerda de arco”.

La ultrasonografía (ecografía) se ha demostrado como un medio diagnostico muy fiable (Klauser, 2002) siendo más accesible que una resonancia magnética que también sería un medio valido. 

Tabla 4: Imagen ecográfica de la distancia tendón-hueso  en falange proximal  con polea a2 sana (Colección Carlos Álvarez)


Eso sí, el diagnóstico siempre estará sujeto a la interpretación del evaluador; en este sentido, el diagnostico se estima de manera indirecta a través de la medición de la distancia tendón-hueso (cuerda de arco) y gracias a unos valores normativos establecidos por la literatura científica, que se muestran a continuación.

Tabla 5: Valores normativos (I. Schoffl, Hugel, Schoffl, Rascher, & Jungert, 2017)

A2
A4
A2 + A3
A4 + A3
A2 + A3 + A4
Cuerda de arco (mm) en falange proximal sobre A2
3,7

4,5

3,9
Cuerda de arco (mm) en falange media sobre A4

2,7

2,7
3,4


Una vez diagnosticado el alcance de la lesión, debemos comenzar el tratamiento. La gravedad de la lesión se puede dividir en 4 grados:

Tabla 6: Grados de lesión (V. R. Schoffl & Schoffl, 2006)

Grado 1
Grado 2
Grado 3
Grado 4
Lesión
Inflamación
Desgarro
Desgarro
Desgarro
de polea
total    A4    o
total A2 o A3
múltiple,
desgarro
A2/A3,
parcias A2
A2/A3/A4
Tratamiento
Conservador
Conservador
Conservador
Cirugía

Existe bastante consenso y estudios que respaldan que en las lesiones hasta grado 3 con tratamiento conservador se alcanza una buena recuperación (V. R. Schoffl, Einwag, Strecker, & Schoffl, 2006) (Schneeberger & Schweizer, 2016). Cuando la rotura es múltiple (grado 4) se recomienda el tratamiento quirúrgico de reconstrucción de poleas.
En la próxima entrada hablaré sobre los mecanismos de lesión de polea, lo cual podría ayudarnos a prevenir importantes lesiones.

Bibliografía:
Cohen, M. J., & Kaplan, L. (1987). Histology and ultrastructure of the human flexor tendon sheath. The Journal of Hand Surgery, 12(1), 25-29. doi:10.1016/s0363-5023(87)80155-7
Gondolbeu, A., Calvet, P., Burgaya, A., Martí, M. R., & Pérez, M. (2017). Anatomía aplicada a la cirugía de los tendones flexores. Revista Iberoamericana de Cirugía de la Mano, 43(02), 128-134. doi:10.1016/j.ricma.2015.08.001
Katzman, B. M., Klein, D. M., Garven, T. C., Caligiuri, D. A., & Kung, J. . (1999). Comparative histology of the annular and cruciform pulleys. . Journal of Hand Surgery, 24(3), 272-274.
Klauser, A., Frauscher, F., Bodner, G., Halpern, E. J., Schocke, M. F., Springer, P., ... & zur Nedden, D.  . (2002). Finger pulley injuries in extreme rock climbers: depiction with dynamic US. . Radiology, 222(3), 755-761.
Schneeberger, M., & Schweizer, A. (2016). Pulley Ruptures in Rock Climbers: Outcome of Conservative Treatment With the Pulley-Protection Splint-A Series of 47 Cases. Wilderness Environ Med, 27(2), 211-218. doi:10.1016/j.wem.2015.12.017
Schoffl, I., Hugel, A., Schoffl, V., Rascher, W., & Jungert, J. (2017). Diagnosis of Complex Pulley Ruptures Using Ultrasound in Cadaver Models. Ultrasound Med Biol, 43(3), 662-669. doi:10.1016/j.ultrasmedbio.2016.10.005
Schoffl, V. R., Einwag, F., Strecker, W., & Schoffl, I. (2006). Strength measurement and clinical outcome after pulley ruptures in climbers. Med Sci Sports Exerc, 38(4), 637-643. doi:10.1249/01.mss.0000210199.87328.6a
Schoffl, V. R., & Schoffl, I. (2006). Injuries to the finger flexor pulley system in rock climbers: current concepts. J Hand Surg Am, 31(4), 647-654. doi:10.1016/j.jhsa.2006.02.011

domingo, 26 de julio de 2015

EL GNEISS PROMETIDO

Desde la primera vez que estuve haciendo boulder en Suiza no se me había quitado nunca una idea de la cabeza, en los pirineos tienen que haber zonas similares o muy parecidas! Había hecho varios viajes a zonas que tenía fichadas pero siempre fallaba algo, me había hecho la transpirinaica con el google earth la tira de veces, pero la mayoría de los caos de bloques parecían muy altos y con grandes pateadas.
El finde pasado salimos Elenita y yo hacia los pirineos franceses con la idea más que de escalar de huir del calor asfixiante de Madrid, eso sí, ya que ibamos porque no ir a mirar un par de zonas que parecía poder haber algo.

Después de algo más de 7 horas con algunos puertos interminables llegamos al valle destino, al poco de ir subiendo por el valle nos encontramos con varios bloques esparcidos por los hayedos y en el cauce del río. Cuando bajamos a mirarlos mi gran sorpresa es el parecido de la roca a la de una de las mejores que he catado nunca!!! la de Brione!!



 Sigo viendo líneas y líneas y cada vez me empiezo a volver más loco!! Eso sí, también veo que la zona tiene mucho mucho trabajo a pesar de que en algún que otro bloque encontramos restos de magnesio en las partes de abajo.



 El resumen de lo que fue el fin de semana se ve mejor en este video:


El Gneiss Prometido from Carlos Alvarez on Vimeo.

 Deseando volver YA!!!

miércoles, 1 de julio de 2015

ROLLING FOR STONE: ENTRENA DIFERENTE



ROLLING FOR STONE:
En la escalada deportiva, hay múltiples factores que intervienen en el rendimiento pero podemos asegurar que uno de los factores más importantes es la capacidad para mantenerse suspendido de los agarres, así pues, para el desarrollo de esta capacidad hay un grupo muscular que es de vital importancia, la musculatura flexora de los dedos.
Durante la situación real de escalada los dedos prácticamente siempre trabajan en régimen isométrico, de ahí deducimos que la fuerza se pueda ver estancada al trabajar siempre con el mismo tipo de estímulo que en principio solo produce mejoras debido a adaptaciones neurales, coordinación intramuscular, y de esta manera la hipertrofia muscular o cambios estructurales en el músculo se puedan ver limitados.
También es importante citar que las lesiones más recurrentes en los escaladores son las tendinopatías en los dedos. Numerosos estudios científicos afirman que tanto para la prevención como la rehabilitación de las lesiones tendinosas, el entrenamiento con contracciones excéntricas produce grandes mejoras debido al aumento de la densidad del colágeno intratendinoso y también a un engrosamiento total del tendón.
¿Por qué un tacto poco adherente?
Aunque pueda resultar poco adherente el tacto de la barra, la cualidad del ejercicio reside en la capacidad de vencer con la fuerza de nuestros dedos y muñecas la inestabilidad provocada por los rodamientos de la barra. Es posible que al principio tengamos la sensación de resbalar pero no será por el deslizamiento de nuestra piel sobre la barra si no por el deslizamiento de los propios rodamientos sobre la barra, de esta manera también lograremos no generar desgaste de la piel, nuestra “materia prima” para poder escalar.
¿Por qué un lado de la barra separado del otro?
El hecho de que cada lado de la barra funcione de manera autónoma provoca que cada mano funcione a la misma intensidad absoluta ya que si fuese toda la barra la misma pieza, de haber una mano dominante, esta siempre trabajaría lastrada por la más débil.
Esto también nos ofrece la posibilidad de trabajar de manera asimétrica.


Ejercicios:
Bilateral simétrico: Uso de la barra flexionando dedos y muñeca de manera simultánea, los dedos se encuentran siempre a la misma altura los de una mano y los de la otra.
Bilateral asimétrico: Los dedos y muñecas de cada mano se flexionan alternativamente, es decir cuando una mano se encuentra en posición de máxima flexión, la otra se encuentra en posición de mínima flexión.
Unilateral: Uso con una sola mano.


Desde esa posición iremos enrollando la barra hasta que los dedos queden lo más flexionados posibles.
POSICIÓN INICIAL

                                                        
POSICIÓN FINAL
  

Los ejercicios siempre deberán empezar suspendiéndonos de la parte más distal de los dedos que podamos, y debe coincidir con la articulación más alejada de los dedos.
Solo deben mover los dedos y la muñeca, nunca se deben mover codos ni hombros ni usar balanceos con el cuerpo para coger impulso.

Entrenamiento de la fuerza:

Nº series
Nº repeticiones
Intensidad
Descanso
Hipertrofia muscular
4-8
6-12
90-95%
3 min.
Coordinación intramuscular
4-8
1-5
85-90%
3 – 5 min.

Entrenamiento de resistencia:

Nº series
Nº repeticiones
Intensidad
Descanso
Método continuo
3-6
15-30
85-100%
4-6 min.
Método interválico
5-10
10-15
70-85%
20 seg.




Rehabilitación de tendinopatías:
Solo fase excéntrica (solo realizar la bajada)
Nº series
Nº repeticiones
Intensidad
Descanso
3-6
12-15
30-70%
2-3 min.

Opciones para calibrar la intensidad:
La intensidad propuesta en las tablas anteriores vendrá calibrada por la cercanía de llegar al fallo muscular tras la finalización de la serie, siendo pues una intensidad del 100% si llegásemos al final de la serie sin poder completar ninguna repetición más.
El calibraje de la intensidad es fundamental para el correcto entrenamiento y para trabajar la cualidad física que realmente queremos mejorar.
Para calibrar la intensidad del ejercicio podemos recurrir a las siguientes propuestas:
-          Uso en descarga:
Habrá veces que para adaptarnos a la intensidad a la que debemos entrenar necesitemos realizar el ejercicio con menos peso que nuestro peso corporal.

-          Uso de lastre:
Podemos añadir peso colocándonos lastre en un arnés y así aumentar consecuentemente la intensidad del ejercicio.

-          Uso unilateral:
Cuando necesitemos conseguir una intensidad tan alta que el uso de lastre sea excesivo podemos recurrir a realizar el ejercicio a una sola mano. Solo para niveles de fuerza muy altos.

Como colocar Rolling for Stone:
-          El rolling for stone siempre debe estar anclado a tres puntos, los laterales y el central, de manera que el peso se reparta equitativamente entre los tres anclajes.


-          Los puntos de anclaje situados en la pared (o similar) siempre deberán estar colocados a una distancia entre si superior a la de la barra (50 cm).



-          Nunca debemos utilizar el Rolling for Stone con una carga total superior a 110 kg.



PRECIO: 45 EUROS